Parques y jardines en Utrecht

Jardin de la Catedral de Urecht

Una de las principales características de Holanda es el verdor de sus campos, la siempre presente naturaleza en todo su esplendor. También se cuenta entre las actividades preferidas de muchos turistas el organizarse un camping, una barbacoa o simplemente el pasear por sus parques entre árboles y verde hierba, siempre, claro está, respetando el entorno en la medida de lo posible.

Dentro del territorio holandés hay un total de cinco parques que cuentan con la categoría de Monumento Nacional, dos de los cuales se encuentran en la universitaria ciudad de Utrecht, vamos a hacer un pequeño repaso por éstos y otros parques de la ciudad.

El antiguo Parque Wilhelmina, actualmente llamado Maximapark (desde el 2011), se extiende a lo largo y ancho de 300 hectáreas y en su diseño han trabajado nada menos que 8 diferentes arquitectos. Destaca la presencia de numerosos árboles antiguos, bajo los que pasear, alternados con zonas llanas, en las que podemos tanto pasear como practicar deporte. Este Monumento Nacional está dividido en 6 secciones, las obras de construcción y ampliación continúan hoy en día, aunque hay lugares que se pueden visitar sin problemas.

El Zocherpark, también declarado Monumento Nacional, fue diseñado por J. R. Zocher (de quien toma su nombre el parque) en 1830, tras el derribo de las murallas medievales que circundaban la ciudad y se extiende a lo largo de 5 km siguiendo parte del recorrido de las murallas, junto al canal de Stadbuitengracht. Durante los pasados años 2004 y 2009 se efectuaron diversas obras de renovación del parque.

El Griftpark se caracteriza por sus extensas zonas de césped y por su ferviente actividad. Inaugurado en el año 1999, el parque cuenta con una buena infraestructura dedicada al ocio como canchas de baloncesto, tumbonas para tomar el sol, zonas para niños con columpios y es un lugar ideal para pasar el día en familia.

Además encontraremos en Utrecht algunos jardines que bien merecen una visita, si bien el más importante es el jardín botánico “Hortus Botanicus“, vamos a centrarnos en los más pequeños, pero no por ello menos hermosos.

El Pandhof es un pequeño jardín que se encuentra junto al impresionante campanario de la Torre Dom. Aparte de su importancia como hogar de distintas plantas ornamentales y medicinales (clasificadas por categorías), este jardín destaca también por la arquitectura gótica que lo rodea.

Un poco menos conocido, pero igualmente merecedor de una visita, es el jardín que se encuentra en la parte trasera de Bruntenhof, y que fue construido en el siglo XVII, aunque ha sufrido algunas modificaciones desde entonces.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Visitas en Utrecht



Deja tu comentario