Winkel van Sinkel, ocio de lujo en Utrecht

A la hora de salir por la noche, hay muchas cosas que hacer en Utrecht. Desde pasear a la orilla de sus canales, visitar sus innumerables bares y restaurantes hasta buscar los curiosos efectos visuales del Trajectum Lumen. Pero si queremos salir a tomar unas copas y pasar un buen rato en un ambiente de lo más exclusivo, es imprescindible pasarse por el Winkel van Sinkel (la tienda de Sinkel), ubicado en el canal Oudegracht, número 158.

A lo largo de su historia, el edificio pasó de residencia de Sinkel a almacén de mercancías y tienda y posteriormente, tras la muerte de éste, la casa fue adquirida por un banco (Vlaer y Kol) y después volvió a ser reformada, esta vez como restaurante. Ya en el año 1995 se convertiría en uno de los más exclusivos lugares para comer en Utrecht.

Construido en el lugar que antes ocupara el Hospital de Santa Bárbara y San Lorenzo y sus dos casas vecinas, este impresionante palacete de finales del siglo XIX, fue diseñado y construido por el arquitecto Peter Adams para el próspero empresario Anton Cloppenborg Sinkel, en estilo neoclásico. Quizá la característica más llamativa del edificio sean las cuatro estatuas que adornan la fachada, vestidas con túnicas y que sirven de columnas a la entrada.

Hoy en día es un animado punto de reunión, tanto por el día en su terraza exterior como en el interior por las noches, cuando se transforma en discoteca. También cuenta con un restaurante y en el piso superior hay salones exquisitamente decorados que pueden ser alquilados para eventos y celebraciones.

Una de sus curiosidades es que parece haber conservado detalles de sus distintas reconstrucciones, lo que convierte su interior en una extraña mezcolanza de bolas de discoteca, balcones clásicos y elaboradas escaleras de caracol en madera. Uno de los lugares más originales de Utrecht.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Visitas en Utrecht



Deja tu comentario