El Pandhof de la catedral, una joya oculta

Catedral de Utrecht

No hay dudas de que el edificio más emblemático de Utrecht es su gloriosa catedral medieval. Es el corazón de la ciudad desde hace más de 600 años e irte de Utrecht sin subir a lo alto de su torre es como irte de París sin conocer la Torre Eiffel o de la capital japonesa sin subir a la Torre de Tokio.

Su nombre es Catedral de San Martin y empezó a construirse en 1284 para terminarse casi dos siglos y medio después, reemplazando paso a paso una catedral de estilo romanesco que estaba antes que ella. Unas cuantas fotos por fuera, una larga visita por dentro y la escalada de los 465 escalones a la punta de la torre podrían cerrar la visita, coronada por las mejores vistas de Utrecht, pero… queda un rincón por conocer.

Un secreto, dicen muchos. Y está escondido detrás de la larga pared que hay entre la catedral y el edificio de la Academia: se trata del Pandhof de la Catedral, el patio interno rodeado de un claustro de origen medieval. Como ves en la foto es un sitio realmente encantador. El jardín central, ornamentado con mas de 140 especies distintas de hierbas y plantas compone un paraíso, un oasis en el medio de una ciudad que a estas alturas por más orígenes medievales que tenga es muy cosmopolita.

Se trata de un jardín del siglo XV que formaba parte del monasterio y a su alrededor está el claustro que conecta la iglesia con la capilla. El estilo y las decoraciones del mismo son magníficas y la puerta de entrada de estilo neogótico si bien es más moderna, del siglo XIX, sobresale también.

El centro de la escena es una fuente con una estatua de bronce del siglo XIV y para contemplar toda la escena lo mejor es sentarse en la casa de té allí mismo.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Visitas en Utrecht



Deja tu comentario