Fortalezas defensivas en Utrecht

Fortaleza en Utrecht

Durante el siglo XIX, fueron construidas alrededor de las distintas ciudades de Holanda una serie de fortificaciones defensivas, con el objetivo de sustituir a las antiguas, que ya habían quedado obsoletas para resistir los nuevos ingenios de la guerra. Con un total de 46 fortificaciones, esta línea recorre cerca de 85 kilómetros y cuenta con el reconocimiento de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

La construcción de la llamada Nieuwe Hollandse Waterlinie (Nuevo Canal Holandés) se llevó a cabo entre los años 1815 y 1871, y consiste en una serie de canales inundables y exclusas, a modo de fosos. La línea es protegida a su vez por fortificaciones, algunas de las cuales se encuentran bajo el nivel del suelo, dificultando al enemigo su detección. Desde su construcción se han inundado los canales tres veces, durante las guerras Franco-Prusiana y las dos Guerras Mundiales.

Prácticamente la totalidad de las construcciones permanecen en perfecto estado, y pueden ser visitadas, incluso algunas sirven como restaurantes, museos o centros culturales, si bien es cierto que en otras ocasiones nos podremos encontrar con un búnker completamente abandonado.

Podemos ver en Utrecht 8 de estas fortificaciones, formando un semicírculo alrededor de la ciudad, en las caras Norte y Este. Todas ellas pueden ser visitadas y se encuentran bajo la manutención del ayuntamiento. Las cuatro principales son:

Fort de Bilt (Biltsestraatweg, 160) se encuentra entre Utrecht y De Bilt, en la ruta que une ambas ciudades y fue la primera edificación defensiva que se construyó en las proximidades de Utrecht, quedando terminada en el año 1821. En un principio fue construida con bloques de barro, pero unas décadas más tarde se reforzó su estructura con mejores materiales.

Fort Blauwkapel (Kapelweg 3) es una de las edificaciones de mayor tamaño dentro de la línea defensiva, situada a las afueras de Utrecht y ocupando el mismo lugar que una de las antiguas fortalezas del siglo XVIII. Debido a su posición estratégica, ha sido siempre uno de los puntos de defensa más importantes, además de asegurar las líneas de tren con las localidades de Amersfoort y Hilversum.

Fort de Gagel (Gageldijk 163A) hizo las funciones de un puesto de artillería, aunque poco queda de su diseño original, puesto que ha sido reformado y ampliado en numerosas ocasiones desde su construcción entre los años 1819 y 1829.

Fort aan de Klop (1e Polderweg 4) es otra de las principales construcciones defensivas en la historia de Utrecht, y lleva el nombre de una antigua posada que se encuentra en el lugar. Apenas un pequeño edificio rectangular, que fue levantado en 1820, está rodeado por un canal y actualmente funciona como restaurante.

Foto vía: geertfotografeert

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Visitas en Utrecht



Deja tu comentario