Adriano VI, el Papa que nació en Utrecht

Adriano VI

Adriano Florensz vino al mundo en la ciudad de Utrecht en el año 1459. Cursó estudios en filosofía, teología y derecho canónico en la prestigiosa Universidad de Lovaina, donde además impartió clases.

En el año 1515 viaja hasta Castilla con la misión de proteger el derecho sucesorio de Fernando el Católico. Tras el fallecimiento de éste un año más tarde, Adriano promueve a Carlos de Gante (que después sería conocido como Carlos I de España y V de Alemania) ante el cardenal Cisneros, para que sea el nuevo monarca. A partir de este punto de inflexión, la carrera de Adriano sólo puede ir a más.

En el año 1516 Adriano es investido como Obsipo de Tortosa y pasa a formar parte de la Santa Inquisición en Aragón y Navarra. Apenas dos años más tarde, queda como regente en funciones de Castilla e Inquisidor General, tras la partida de Carlos V hacia Alemania y se ve obligado a sofocar la llamada rebelión de los comuneros.

Por méritos propios, aunque no por propia voluntad, fue ascendido a la categoría de Papa el 9 enero de 1522, sucediendo a León X, aunque pasarían casi ocho meses hasta que tomase su cargo en el Vaticano. Mientras ostentaba el papado dio buenos ejemplos de austeridad bajando el sueldo de los cardenales y decidió no ocupar la lujosa residencia de León X, alojándose en el Vaticano con apenas 3 criados como servicio.

Pero su mandato no sería sencillo, ya que las reformas de Lutero comenzaban a hacer temblar los estamentos del catolicismo de la época. También luchó incansablemente contra la corrupción en las filas de la iglesia, lo que le granjeó gran cantidad de enemigos. Hay que decir que Adriano no promulgó reformas importantes para acallar las protestas de los luteranos, simplemente pulió un poco la imagen externa de la corte papal y se mantuvo austero, como ejemplo para los demás.

Adriano falleció en la eterna ciudad de Roma a la temprana edad de 24 años, tras un brevísimo mandato que no llegó a durar dos años.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia



Deja tu comentario