Qué ver en Utrecht

13 julio, 2011 | Por Sigue leyendo

Edificio Trenes Ovni

En la ciudad de Utrecht podemos ver, aparte de sus monumentos históricos y representativos, curiosidades y detalles imaginativos y, sobre todo, con mucho sentido del humor. Buen ejemplo de esto son el OVNI que se encuentra sobre la Oficina Central de Ferrocarriles o la cervecería Olivier que ocupa una antigua iglesia (y conserva parte de su decoración). Si vienen de visita, la mejor recomendación es que la visiten sin prisas, ya que en el rincón menos esperado nos podemos llevar una sorpresa.

Una de las visitas obligadas es la imponente Catedral de Utrecht, poseedora de la mayor torre de catedral de los Países Bajos. Con nada menos que 112 metros y 465 escalones para alcanzar la parte superior, desde donde podremos contemplar Utrecht a vista de pájaro e incluso ver la vecina ciudad de Ámsterdam en un día despejado.

Los Canales, cuya revolucionaria ingeniería los convierte en únicos en el mundo, son la marca de esta ciudad desde hace más de un milenio. Antiguamente utilizados para el transporte y almacenamiento de mercancías, han sido reciclados y transformados en idílicos cafés y restaurantes, convirtiéndose en uno de los principales atractivos de la ciudad.

El centro comercial de Hoog Catharijne, anexo a la estación central de trenes, es uno de los mayores centros comerciales cubiertos de los Países Bajos. Con más de 150 establecimientos, aquí podremos encontrar desde ropa hasta tecnología punta, pasando por gran variedad de bares y restaurantes, algunos de ellos situados en la parte superior, desde donde tendremos una vista privilegiada de la Catedral de Utrecht.

Museo del Tren

El Museo Ferroviario o Spoorweg Museum es otra experiencia que no deberían perderse. Aquí podemos ver máquinas originales con más de un siglo de antigüedad y en perfecto estado de conservación,  recreaciones a tamaño natural de talleres, forjas y pueblos mineros, así como todo lo relacionado con la historia de los trenes. Un museo realmente completo, con actividades muy amenas como teatro, un pequeño pasaje del terror y películas explicativas que harán las delicias tanto de los más pequeños como de los adultos.

Un sitio realmente curiosos es el Speelklok Museum, un museo dedicado a los relojes y a los instrumentos musicales automáticos. Aquí encontraremos modelos realmente preciosos de relojes de pared y algunos ingenios mecánicos que suenan como auténticas orquestas. Tristemente, estas maravillas de la mecánica cayeron en desuso debido al elevado coste de fabricación y mantenimiento, aunque todavía podemos verlos y escucharlos funcionar.

La casa Schröder o Rietvelt SchröderHaus, construida en 1924,  esta casa es única en el mundo y actualmente se la considera patrimonio de la humanidad. Con paredes móviles, muebles plegables y un uso exquisito de los colores primarios, es tanto una obra de arte como de la ingeniería y la arquitectura. Sólo se puede visitar en pequeños grupos y acompañados del guía.

Castillo de Haar

El impresionante Castillo de Haar, situado en la vecina pueblo de Haarzuilens, es el mayor de los Países Bajos. Antiguamente utilizado como residencia de verano de la familia Van Zuylen y lugar para celebraciones de la más alta nobleza, actualmente se puede visitar una parte de su interior. De estilo medieval en el exterior y con un interior que recuerda a las catedrales góticas del siglo XVI, este lugar hace a uno sentirse como en un cuento de hadas.

El Trajectum Lumen es una colección de efectos de luz, repartidos por el casco antiguo de la ciudad, sólo visibles al caer la noche. Un pequeño túnel iluminado en tonos multicolor, una iglesia con halo azul o una escoba fantasmal que va barriendo la calle son algunos de las sorpresas que nos guarda esta pequeña ruta. No hay guías para esta actividad, pero en la misma oficina de turismo podremos encontrar un plano donde se nos indica el camino y así, podremos hacerlo a nuestro ritmo.

Imprimir Imprimir



Tags: ,

Category: Informacion practica, Visitas en Utrecht

Deja tu comentario